¿Le ha pasado que hace una compra y el producto o servicio adquirido no llega a cumplir las expectativas que usted tenía? Esto es algo que en definitiva querrá evitar cuando se trata de la compra o el alquiler de una propiedad. No hay nada mejor que mudarse a su nuevo hogar y saber al 100% que es exactamente lo que usted necesitaba y que todo está en orden. Pero las cosas no ocurren de la nada, como todo en la vida, una inversión inmobiliaria requiere de un estudio previo y también de una revisión exhaustiva del inmueble.
No deje pasar este cchecklist de elementos que debe considerar antes de alquilar o comprar.

¿Qué revisar en cada habitación?

Hay algunos factores muy importantes que deben revisarse en todos los cuartos de la vivienda y si en alguno de ellos se encuentra una imperfección, consulte con el dueño y su asesor inmobiliario qué puede hacerse antes de que usted firme algún contrato de venta. Es decir, asegúrese de que sea cual sea el inconveniente los dueños están dispuestos a arreglarlo pro su propia cuenta. O bien téngalo en consideración cuando visite otras casas, las cuales pueden estar en mejor estado.

Algunos de los elementos por revisar incluyen:

revisión y reparación de inmueble
  •  Inspeccionar si las paredes tienen grietas, golpes, moho, manchas o rasguños.
  • Comprobar que el suelo no esté rayado, abollado o con baldosas levantadas
  • Asegurarse que las puertas no estén flojas ni rechinantes y que las cerraduras funcionen
  • Verificar que las ventanas abran y cierran correctamente
  • Si hay aparatos de aire acondicionado consulte por la garantía de los mismos y fíjese que funcionen
  • Revise que las canoas estén bien destapadas, que haya buena cañería y que el techo no tenga goteras
  • Compruebe todos los toma corrientes pregunte por el estado de la instalación eléctrica, sobretodo si es una vivienda vieja

En la cocina

Además de todo lo anterior, es muy importante hacer otra revisión extra en ciertas habitaciones del inmueble, por ejemplo en la cocina. Si la venta de la casa incluye ciertos aparatos como lava platos, horno, refrigerador, etc, hay que asegurarse que funcionan bien. Por ejemplo compruebe las luces y la ventilación del horno, que el fregadero tenga una buena corriente de agua fría y caliente, que los estantes y la alacena estén en buenas condiciones: sin mugre, señales de plagas como cucarachas u hormigas.

En el baño

Este es otro cuarto clave que necesita de su propia revisión. Tanto los baños de visitas como los más privados deben estar en excelentes condiciones. Para esto asegúrese de que hay buena presión de agua, que llega bien el agua caliente, que no hayan fugas, que el lavamanos esté bien sellado y que los azulejos estén sellados.

¿Qué preguntarle al propietario?

Ahora bien, claro está que además de discutir los términos de pago y el precio mismo de la propiedad, usted necesita cubrir ciertos temas para estar seguro en que su inversión es la mejor movida. Y hay varias cosas que no se pueden comprobar a simple vista cuando hace la revisión del inmueble. Por lo tanto siempre es bueno preguntarle directamente al propietario – y a veces a los vecinos para tener toda la versión de la historia -.

cchecklist de revisión de un inmueble
  1. ¿Cuál es el estilo de vida en la zona?

    Dependiendo de la ubicación de la casa puede que haya mucho o poco movimiento de personas, vehículos, vida nocturna, ruido, etc. Analice el área para saber qué tan recorrida es inclusive si es un condominio o un residencial. Además pregunte cómo es el ambiente en la noche, cuando muy probablemente usted no pueda hacer una visita presencial para verificarlo usted mismo. ¿Hay mucho ruido de automóviles o personas? Inclusive puede preguntar acerca de los vecinos ¿son reservados, conflictivos, tocan algún instrumento o ponen la música muy alto?

  2. ¿Puede tener mascotas en el lugar?

    Especialmente si se alquila hay mayores restricciones en cuanto a la permanencia de mascotas, o incluso en algunos condominios no se permiten. Pregunte si hay un espacio cercano donde poder pasear, cuantas mascotas se permiten, de qué tamaño, que otros servicios relacionados hay cerca como por ejemplo veterinarias, si otros vecinos tienen mascotas o cómo se sienten al respecto…

  3. ¿Cuanto se gasta mensualmente en agua, luz y otros servicios como internet o cable?

    Claro está que algunos de estos servicios usted podrá contratarlos con otras empresas dife
    rentes a las que utilizan los actuales dueños, pero siempre es bueno preguntar para tener una idea base. Obvio su consumo será diferente al de ellos, pero es verdad que hay una línea mínima que debe considerarse como gasto mensual extra para poder abastecer toda la casa, dependiendo de su tamaño. Pida facturas de meses anteriores, compare esas tarifas con las que actualmente paga y considere diferentes posibilidades de ahorro.

No tenga pena al preguntar estas cosas y hacer la revisión del inmueble, usted debe garantizarse de que está poniendo su dinero en el lugar indicado y tiene todo el derecho de hacerlo. Recuerde que para eso también están los asesores inmobiliarios, quienes pueden guiarle en este tipo de procesos y de hecho verificar junto a usted este checklist a la hora de visitar una propiedad de su interés.