Cuando se planea comprar una casa se ve claro que en medio de todo el proceso se tengan en cuenta muchos temas. Es normal que todos sepan sobre hipotecas, adelantos o incluso procesos judiciales o legales. Sin embargo, muy pocos conocen de un nuevo concepto que viene con esto y es la tasación. Que para muchos suele confundir bastante. Y eso es muy diferente a una inspección de vivienda, concepto que para muchos es más que claro.

Por este motivo es mejor ver la diferencia entre una tasación y una inspección de vivienda; en que consisten y que demandan. Especialmente para aquellos que se ven en estos momentos interesados en comprar una casa. De esta manera hay más conocimiento al respecto y se estará preparando aún mejor para enfrentar una tasación y/o una inspección de vivienda.

¿Qué es una tasación?

La tasación, es un avalúo con un método medible y acreditado, en el cual los profesionales utilizan varias métricas que validan el precio que se le da al inmueble; y la recurrencia del valor que hay en el mercado. En otras palabras, es gracias a esto que se logra averiguar los precios que se le pueden dar a los respectivos inmuebles. El objetivo de una tasación es asegurar que el precio que usted ofreció pagar por la vivienda, que ayuda a determinar el tamaño de la hipoteca que necesitará; es justo y razonable considerando las condiciones actuales del mercado. El hecho de que una tasación indique que la casa cuesta menos de lo que usted ofreció no significa que usted no pueda comprar la propiedad. Una tasación más baja podría servirle como ficha para negociar un precio de compra más bajo.

¿Qué es una inspección de vivienda?

Es una descripción interna, una descripción de materiales y estructuras, una inspección de tiempo, de tipo de mantenimiento, de tipo de condiciones de la vivienda; que no incurren en estas medidas comparativas con otras propiedades. Si los informes de la inspección llegan en bastante buena forma y sin problemas; usted como cliente puede estar tranquilo, pero si en una inspección se descubren fallas en una propiedad; usted puede rescindir su oferta de compra o al menos usar los hallazgos para hacer una nueva negociación; o por lo contrario pedir que esos problemas se solucionen para evitar desacuerdos en negociaciones.

¿Qué opción es más recomendable?

Al involucrarse en estos temas, se recurrió a la opinión de un profesional y se habló con la asesora inmobiliaria de NATIVU Cartago, Ciany Devoto, donde nos contó su respectiva opinión del tema.

“Dependiendo del presupuesto que tenga disponible el cliente, siempre yo como asesora, yo recomendaría que, si no tiene el dinero para hacer la tasación, que, si debe hacer una inspección, pero uno u otro dependiendo del presupuesto del cliente, pero en lo personal recomendaría la tasación”.             Ciany Devoto.

En cualquiera de los casos, se puede ver que los clientes obtienen multitud de beneficios y en la gran mayoría, negociables, si así se requiere. Sin embargo, muchas veces con estos temas vienen ciertos riesgos.

Y es que existe mucha escasez de recursos, para poder argumentar cuando haya un comprador. Los compradores en muchas ocasiones no se disponen en pagar los precios respectivos por las razones que ellos consideren factibles. Entonces al no tener un avalúo o tasación; o incluso la inspección, limita el proceso de negociación.

Riesgos de una inspección de vivienda

Normalmente, al verse frente a una inspección de vivienda; lo que se busca es si el inmueble en el que estoy interesado está en buenas condiciones o necesita alguna remodelación. Un riesgo en medio de todo esto es que en el peor de casos si se encuentra un defecto en la propiedad, la responsabilidad de remodelación caiga sobre usted, ya que usted es el interesado. Todo esto incluye desde los techos, elementos estructurales, tuberías interiores, superficies exteriores, sistemas eléctricos, electrodomésticos, sótanos, garajes, ventilaciones; en fin se trata de toda la casa como tal. Y uno como comprador debe estar seguro siempre de sus decisiones; porque en el momento que usted renuncia a una inspección, cualquier problema que venga o surja después de la venta será por lo general total responsabilidad suya.

Riesgos de una tasación

En el peor de los casos puede suceder que el valor de la tasación sea superior al de la compra. Si esto sucediera, usted como comprador deberá pagar más por el seguro de su propiedad inmobiliaria. Además tendría problemas con la agencia tributaria, y junto con esto también; mientras si el dinero se lo presta el banco, más intereses se tendra que pagar.

Sin embargo no todo es malo en esto: si el valor de la tasación es superior al de la compra, esto deja al menos una ventaja… y es que para el comprador será posible la financiación absoluta del precio que ha pagado por la vivienda. Y esto deja una ventaja para la entidad financiera, que es asegurarse unos beneficios por la inversión durante la duración del préstamo, así como la contratación de seguros, entre otros.

Sea cuál sea la decisión que se tome, entre una tasación y una inspección de vivienda; siempre la mejor de las recomendaciones es que analice cuidadosamente, las dos opciones; y vea cual puede ser la que traiga más beneficios para usted como comprador interesado en la propiedad que usted elija o guste tener. Incluso, el pedir ayuda profesional nunca está de más; así usted estará seguro en todo momento del debido proceso; siempre será el mejor de los consejos que usted pueda seguir, así que si usted el día de mañana o dentro de un tiempo se ve en la necesidad de seguir algunos de estos dos procesos; tome nota de cada punto y sea cuidadoso en cada paso.

By Categories: Compradores