Conozca la historia de doña Xinia Vázquez y por qué es tan querida entre los vecinos

En el Parque Los Robles, de San Vicente de Moravia, puede encontrar todos los martes una feria del agricultor, la cual a pesar de ser pequeña, tiene un secreto: tanto sus vendedores como los vecinos que la visitan son gente muy amistosa y trabajadora. Es un lugar acogedor donde usted puede conseguir desde frutas y verduras hasta plantas ornamentales y medicinales.

Pero dentro de esta feria en particular, hay una mujer quien se hace destacar por la energía, la sonrisa y el cariño con los que recibe a todos los visitantes, además de la excelente calidad de sus productos. Se trata de doña Xinia Vázquez, productora y vendedora quien desde hace 15 años llega sin falta al parque infantil a instalar su «chinamito» desde muy temprano en la mañana. Ella alegremente ofrece sus productos desde las 4 a.m. hasta la 1 p.m. y vende zanahorias, fresas, cebollas y papas.

Xinia Vázquez, se gana el cariño de los vecinos de San Vicente con su sonrisa y sus productos frescos.

Doña Xinia es una mujer ejemplar porque con su negocio y su arduo trabajo en la feria ha logrado sacar adelante a su familia; su esposo y sus cinco hijos. No es un trabajo nada fácil y ha enfrentado desafíos que la han puesto a prueba, especialmente en el tema económico. El simple hecho de trasladarse hasta esta feria del agricultor es todo un esfuerzo, puesto que ella es vecina de la Zona de Los Santos, por lo que cada semana recorre un largo trayecto de ida y vuelta.

Sin embargo, ella asegura que el trabajo duro lo vale y que está orgullosa y agradecida con Dios por tener un empleo honesto que le ha permitido tener una vida digna a ella y a su familia. Además ya cuenta con clientes fijos cada martes y disfruta de conversar con todo aquel que responda a su caluroso saludo.

De igual manera, sus productos se venden bien. Dice que su secreto está en que todos los cultivos son cosechados cerca de su casa, en la Cima de Dota y que por la calidad de la tierra siempre son frescos, sabrosos, de buen tamaño y a buen precio.

Testimonio:

Luis Monge, vecino satisfecho con sus compras en la feria

Y como testigo de la buena calidad de los productos de doña Xinia y en general de la feria, don Luis Monge es un fiel comprador. Desde que puede recordar, asiste todas las semanas para conseguir variadas frutas como: piña, mango, aguacate, papaya, banano, fresa y pipa.

Mire algunas imágenes del ambiente en la feria de San Vicente

Así es como esta pequeña pero alegre comunidad, desde hace 35 años aproximadamente, cuando se fundó la feria del agricultor en el Parque Los Robles, se ha convertido en un espacio de convivencia y de trabajo para muchos agricultores.