Que los ojos de mis hijos, y sus hijos, logren ver lo que mis ojos vieron.

DANIEL ARGUEDAS, ATLETA, CONSERVACIONISTA y DIRECTOR DE PROYECTOS EN VERDIAZUL

En la playa de Junquillal en la provincia de Guanacaste se encuentra una organización muy especial llamada VerdiAzul. Su trabajo se basa en proteger y conservar el medio ambiente. Ponen en práctica esta visión a través de acciones como proteger los nidos de tortugas, reforestación y educación ambiental. En NATIVU creemos en el poder de la naturaleza y la importancia de cuidarla y es por esto que el trabajo de VerdiAzul no sólo nos parece importante para nosotros, sino que esperamos que su visión se duplique a lo ancho y largo del país para que todos podamos aplicarlo en nuestras vidas.

Usted podrá conocer aquí:
Los inicios de VerdiAzul
Cómo Lo Hacen…
¡Cómo sumarse al cambio!

Los inicios de VerdiAzul

Los programas  científicos y de educación ambiental de  Verdiazul son  liderados por Valerie Guthrie Benavides, bióloga tropical especializada en recursos naturales y educación ambiental. Hace 16 años decidió trabajar en  Playa Junquillal con la WWF para hacer un estudio multidisciplinario de las tortugas que llegaban a esa zona costera.

Con el pasar del tiempo,  organizaciones y personas  han colaborado con el fortalecimiento del proyecto, tales como la Universidad Nacional de Costa Rica (UNA) y la Universidad de Costa Rica (UCR), logrando hacer de la playa un aula experimental de conservación.

El equipo de Verdiazul se ha enfocado en la educación y la protección del ecosistema. En los últimos años, Daniel Arguedas lidera los procesos junto con Valerie, expandiendo dìa  a dìa sus alcances, visualizando integrar a sus programas  playas vecinas.

Propósito

Su visión es ofrecer la mejor experiencia colaborativa en beneficio de la conservación del ambiente. Los programas y actividades estimulan a sus voluntarios, estudiantes y visitantes a vivir en armonía con el ambiente a través de soluciones prácticas trasmitidas por  líderes inspiradores y dedicados. Los pilares que sustentan a la organización son la educación, el liderazgo, trabajo en equipo y respeto por la naturaleza.

Cómo lo hacen…

Tortugas

Playa Junquillal es sitio de anidación para tres especies de tortugas marinas: tortuga lora (Lepydochelis olivacea), tortuga negra (Chelonia mydas) y tortuga baula (Dermochelys coriàcea). Recientemente se han tenido avistamientos de la tortuga carey (Eretmochelys imbricata). 

El objetivo es asegurar la incubación de los nidos de estas tortugas, logrando que más bebés (neonatos), lleguen al mar.  Asimismo, es vital restaurar las áreas donde estos reptiles anidan para que puedan continuar sus procesos reproductivos.

Logros alcanzados son: 

  • Màs de el 85% de los nidos son protegidos en el tortugario o en la playa
  • El porcentaje de saqueo de huevos para consumo no alcanza el 10%
  • Un 80% de los residuos plàsticos que llegan a la playa son recolectados
  • Se han reducido a un 60% las luces artificiales de las construcciones aledañas que se proyectan a las zonas de anidación.
  • Al año se liberan en promedio 20.000 neonatos en el mar.

Reforestación

Todos los esfuerzos para salvaguardar las tortugas serìan en vano si no se aseguran la estabilidad de los ecosistemas en la costa minimizando los efectos del cambio climàtico. Para la anidación,  las tortugas  requieren una temperatura adecuada de la arena, la cual es controlada en gran parte por árboles nativos. 

Por esto el esfuerzo de reforestación se ha centrado en los 50 metros pùblicos costeros. Los árboles son adecuados a un proceso de aclimatación especial para que puedan sobrevivir en este nuevo ecosistema. Inclusive el abono orgánico que les proveen es de textura arenosa para así acostumbrarlos más. Se cuenta con alrededor de 20 especies disponibles para sembrar, entre ellos el más popular. el  Mangle Botoncillo.

¿Cómo puedo sumarme al cambio?

La principal herramienta que ha impulsado el alcance de las metas ha sido el eje de educación ambiental a través del programa “SÙMATE AL CAMBIO, DEJA TU HUELLA”. El programa dirigido a niños y jóvenes contempla el desarrollo humano integral a través del deporte, respeto a los seres vivos, acercamiento a los espacios naturales, investigación científica, liderazgo y trabajo en equipo. 

La organización recibe donaciones por medio de sus cuentas bancarias ingresando a la   página web de Verdiazul

Actualmente, Verdiazul lanza la campaña “Adopta un árbol”. Con una contribución mínima de $18,  usted puede obtener una especie nativa para ser sembrada en su casa o bien podrá ser sembrado por la organización en Playa Junquillal. El compromiso de la organización será enviar reportes acerca del crecimiento y avance de su árbol.

«Ha sido una experiencia de gran aprendizaje y constante transformación. Donde cada reto se volvió en una oportunidad de transformación.»
-Valerie Guthrie Benavidez, bióloga y directora de VerdiAzul.

En NATIVU creemos en liderar con buenas acciones el curso de nuestras comunidades, por lo tanto  apoyamos a Verdiazul en su crecimiento y labor.