Tanto si se tiene una casa o propiedad en venta como si está en alquiler, hay que plantearse la necesidad de tener un seguro de hogar para evitar tener que hacer frente a ciertos gastos en el momento en que ocurre un accidente. La mayoría de los hogares contrata un seguro de hogar para poder tener la seguridad y la tranquilidad de que va a estar cubierto frente a cualquier avería o desperfecto que pueda ocurrir en la vivienda.

La mejor decisión es adquirir un seguro que proteja contra daños ocasionados por terremotos, inundaciones, deslizamientos, huracanes y otros fenómenos de la naturaleza. Asimismo, podría verse afectada por un fuego, la caída de árboles y otros objetos, o la colisión de un vehículo, entre otros accidentes.

Tipos de Seguros Esenciales

Contra incendio: es lo mínimo que debería tener y le cubre contra otras eventualidades, como inundaciones y terremoto.
Contra robo: cubre bienes específicos, los cuales usted desea proteger, como cuadros, joyas, electrónicos o cualquier otro que usted ampare.
Cobertura total: si desea adquirir ambas, hágalo en un solo producto pues le puede resultar más conveniente.
Riesgos del Trabajo – Hogar: no olvide que debe proteger al personal que trabaja en su casa, ya sea fijo o transitorio.
Servicios auxiliares y de asistencia: fontanería, cerrajería, electricidad, cristales, albañilería, etc. Hay otros más sofisticados, como alojamiento en hotel, arrendamiento o asesoría legal.

Recomendaciones para elegir el seguro de hogar

Para poder elegir bien el seguro de hogar debe buscar el que mejor se adapte a sus características y necesidades, además acudir a algún profesional que los pueda asesorar y tener en cuenta ciertos aspectos:

Realizar una buena valoración

Tanto del continente como del contenido. Con el objetivo de no caer en el infraseguro, esto es, que el valor del capital asegurado sea inferior al valor de reposición, y por lo tanto, en caso de accidente no se cubran los daños por completo.

Elegir bien las coberturas

Hay que comprobar cuáles son las coberturas básicas que cubren los daños más frecuentes y adaptar aquellas coberturas adicionales a las particularidades de su hogar.

Comprobar las indemnizaciones

Aunque muchas pólizas realizan pago de indemnizaciones para compensar cualquier avería o accidente en el hogar, hay que tener en cuenta que hay pólizas que no realizan indemnizaciones ‘a nuevo’, esto significa que descontarán el valor de la depreciación sufrida en los objetos durante los años que han estado asegurados.

Conocer el periodo de carencia y exclusiones

Hay compañías que imponen un periodo de carencia, eso significa que durante un periodo de tiempo la póliza no será efectiva y por lo tanto, no cubrirá cualquier daño que se produzca durante ese tiempo, asimismo, hay que tener en cuenta todas las exclusiones que aparecen en la póliza de seguros.

Para poder elegir un seguro adecuado es muy importante revisar toda la oferta existente y comprobar tanto los precios como las coberturas que incluyen las diferentes compañías para poder elegir el seguro más apropiado para usted.

Empresas que brindan seguros

¿Qué se necesita para asegurarla?

En general, los requisitos suelen ser:

Copia de cédula de identidad, residencia o pasaporte, o personería jurídica.
Recibo de servicios públicos de la persona o el representante legal que adquirirá el seguro. Este debe poseer una dirección y no tener más de tres meses de emitido.
Para asegurar el menaje de su casa, debe presentar un listado de los bienes. Este debe incluir marca, serie, modelo, antigüedad y valor de cada uno.

Pasos para reclamar en caso de accidente

1. Cada compañía tiene su protocolo. Al firmar el contrato, infórmese y exija una guía de cómo proceder. Tenga siempre sus documentos y los de la casa a mano.

2. Dé por escrito aviso del siniestro. Normalmente, se estipula un plazo máximo de días hábiles, siguientes a la fecha en que lo haya conocido o debido conocer.

3. Presente una denuncia ante la autoridad competente, según lo establezca su contrato (organismos judiciales, en caso de incendio o robo. En caso de inundación, rayo o terremoto, si se considera pertinente, se suele pedir de oficio a la Comisión de Emergencias, Instituto Meteorológico, etc.).

4. Presente detalle de pérdidas y recuerde que, como parte de los procedimientos habituales de las aseguradoras, tendrá que visitarle un inspector para valorar los daños.

Valore incluir en su presupuesto familiar la protección de su vivienda contra eventos naturales o actos ilícitos. El mercado de seguros nacional le ofrece pólizas según sus necesidades y presupuestos. Invertir en un seguro de hogar no es sinónimo de gasto, sino de resguardar lo que es parte de su patrimonio. Adquirir un seguro siempre es prevenir aunque se piense en nunca usarlo, es mejor tenerlo antes que lamentarse en una emergencia. Si busca contratar uno tenga en cuenta la información dada anteriormente.

Ver portafolio de propiedades