Si se encuentra en la etapa de vida de comprar una casa y se siente un poco inseguro, le interesará conocer 8 preguntas que podrán guíarlo a tomar la mejor decisión, ya que muchas emociones pueden surgir con la idea de tener una casa propia, pero no se debe dejar de lado un estudio y análisis para realmente saber si se está listo para tener su propia vivienda.

 

Es normal llegar a esta etapa y sentir que aún no se siente listo para ser dueño de una casa, siempre es vital tomarse el tiempo necesario para pensar poco a poco en todo lo que uno necesita, para poner en marcha este proceso. En esta ocasión, daremos 8 preguntas que usted se puede hacer para responderse esa pregunta tan importante: ¿Estoy listo para comprar una casa?

 

1. ¿Tiene dinero para un depósito?

 

Aunque muchos le hayan dicho en su momento que para aquellos que compran casa por primera vez, deben tener seguro un 20% del dinero para un depósito, eso no es cierto. Usualmente, usted necesita un mínimo de 3.5% al 10% para un préstamo hipotecario; y un mínimo del 3% al 5% para un préstamo convencional. Es importante recordar que cuanto mayor sea su pago inicial, más bajo serán sus pagos mensuales y muy poco será el interés suyo en pagar durante el tiempo hábil de su préstamo. Otro inconveniente que debe recordar con los depósitos bajos, es que usted tendrá que pagar un seguro hipotecario privado; ya que esto protege al prestamista en caso de que no pueda pagar su hipoteca. Si usted pone menos del 20%, seguramente tendrá que pagar su seguro hipotecario privado, que es agregado a su pago mensual de la hipoteca.

 

2. ¿Tiene ahorros sólidos y para emergencias?

 

Mientras usted puede estar pensando en ese dinero para el depósito, también va a tener que pensar en los fondos para casos de emergencia, impuestos, préstamos, hipotecas y demás. Además, durante la inspección de la casa, puede encontrar algunos mantenimientos del hogar que quiera decidir hacer antes o después, todo de acuerdo a cómo usted guste; como por ejemplo, tapar grietas, pintar paredes, cuidar que no hayan fugas en los conductos acuáticos u otros detalles.

También debe asegurarse de tener fondos de emergencia asegurados; si usted vive en una zona de apartamentos o está rentando un sitio, no debe preocuparse, por ejemplo de que su lavadora se dañe en algún momento, porque habrán siempre profesionales responsables que le ayudarán en esos casos; pero una vez que se convierte en dueño de una propiedad, todo cambia, todo termina siendo su responsabilidad, puede que si su refrigerador deja de funcionar, tenga que buscar otras opciones en tiendas, o buscar otros profesionales. Así que en este tipo de casos, es mejor estar seguro de que el dinero alcanzará, no solo para cosas principales, sino también para casos de emergencia.

 

3. ¿Tiene su crédito en buena forma?

 

Cuando nos referimos a esto, hablamos en cuanto a sus ingresos, en si serán los suficientes para cubrir todo lo que se debe. Sin embargo, no se necesita un crédito perfecto para esto, ya que existen los préstamos; pero en muchos de estos casos, la gran mayoría prefiere no endeudarse, entonces siempre es habitual elegir esperar a tener un crédito estable para tomar esta decisión. Claramente las opciones que nos ofrecen los bancos, facilitan el proceso a que se realice más pronto de lo habitual, sin embargo no siempre llega a ser tan beneficioso, para nadie es secreto que es mil veces mejor tener lo que uno desea, sin la necesidad de deberle a nadie.

 

4. ¿Si tiene alguna deuda, tiene el control sobre ella?

 

No tiene que estar completamente libre de deudas para poder comprar una casa; entre los préstamos para estudiantes, pagos del carro, entre otros, muchos saben y son conscientes que es poco realista que los deudores estén completamente libres de deudas. A ellos lo que les interesa, es si usted va a ser capaz de cumplir con el pago de un préstamos o una hipoteca, basado en cuánto dinero tiene y cómo está su situación en caso de que tenga otras deudas. Para esto, los prestamistas revisan su relación deuda-ingresos, para ver qué tal es su situación económica con estas otras deudas pendientes que usted tenga. Si sus deudas no son exageradas y consideran que tendrá un buen control sobre esto, sin lugar a dudas le darán el préstamo que usted solicite.

 

Casa Colonial en Jaboncillos de Escazú, San José

 

5. ¿Ya hizo los números para cumplir los gastos mensuales?

 

Para contestar a esta pregunta, debe dedicar su tiempo con calculadora en mano, para entender si esto es posible. Cuando se compra una casa, con ella siempre vienen las siguientes responsabilidades:

 

  • Impuestos y seguros de la propiedad.
  • Utilidades.
  • Gastos de la casa (comida, agua, luz, internet).
  • Tarifas y más.

 

Antes de tomar la decisión de comprar una casa, debe pasar por este proceso, lo que puede llegar a ser tedioso y agotador; pero de esta manera sabrá si está listo para comprar una casa. Y no necesariamente tiene que hacerlo solo, si tiene la suerte de tener un familiar o un contacto con un buen manejo en números, puede pedir por su debida ayuda para poder tener este proceso hecho a tiempo y ver si su decisión le es más fácil de tomar.

 

 

6. ¿Tiene un trabajo estable?

 

Esta es sin duda una de las preguntas más importantes y al mismo tiempo un requisito esencial. Una regla que todos deben conocer, es que absolutamente nada es regalado; y por lo tanto debe trabajar por conseguirse sus cosas y cuando se hablan de casas, esto es más que claro. Cuando uno se refiere a un trabajo estable, también hablamos de que usted esté seguro en su puesto, tampoco que sea un puesto a medio tiempo, una pasantía, o algo ya más temporal; cuando se trata de comprar una casa se debe estar seguro, que se tendrán los ingresos suficientes para sostener ese hogar por bastante tiempo, de lo contrario deberá evaluar su situación y pensar en si será mejor una casa o un apartamento.

 

7. ¿Necesita más espacio?

 

Siempre en este tipo de temas, entran estos factores. Al comprar una casa, siempre se debe pensar cuidadosamente en si necesito bastante espacio o muy poco, dependiendo también en lo siguiente: Si vivirá solo, si tiene familia, si mi trabajo me demanda un espacio grande o pequeño. Todos estos detalles se deben pensar con tiempo y de igual manera, se debe ser responsable con el dinero que guarda o maneja para la ocasión. Existen muchas personas, que les encanta vivir solos en espacios muy grandes, así como también están los que deciden razonar con respecto a su situación económica y comprar lo que se considera que se necesita.

 

8. ¿Está planeando quedarse por un tiempo?

 

Uno siempre debe de evaluar la situación y pensar incluso en el tiempo en el que se estará en el lugar. Para muchos no tiene mucho sentido el comprarse algo bastante grande, si solo se necesitará unos cuantos meses; por lo general siempre se asocia lo temporal con apartamentos o casas más pequeñas o de alquiler, pero si realmente, se quiere comprar una casa más grande, que no solo sea porque se necesita, sino también, porque se aprovechará por bastante tiempo.

 

 

 

 

By Categories: Compradores