Existen muchas formas de invertir el dinero para hacerlo crecer y la búsqueda de mejor rendimiento y dinamismo con opciones seguras puede llevarle a considerar un los fondos de inversión inmobiliaria.

Estos son fondos de inversión destinados al sector inmobiliario, en el que se busca obtener rentabilidad a largo plazo mediante la inversión en edificaciones, proyectos inmobiliarios o bienes inmuebles. Las personas invierten capital en alguno de estos, pero dicho capital es administrado por una sociedad administradora para garantizar la ganancia.

Es un vehículo de inversión colectiva que destina el dinero de sus partícipes a la inversión en bienes raíces, con los que obtiene rentabilidad a través del alquiler o la revalorización de los activos, o en compañías cotizadas que operan en el sector inmobiliario.

Lic. Oscar Jimmy Jiménez Bastos, MBA, Gerente Regional, Gerencia de Operaciones, BCR.

Tipos de fondos

Fondos Directos

Invierten en bienes raíces. Es decir, bienes inmuebles que están anclados a la tierra y no pueden trasladarse. Algunos ejemplos son los edificios, bodegas, terrenos, etc. El fondo adquiere estos activos con el fin de obtener rendimientos mediante su compra o alquiler. Por las características propias de los activos en los que invierten, estos fondos no pueden calcular el valor liquidativo diario del fondo. Pero sí deben ofrecer a sus inversores una valoración del mismo, al menos, con carácter mensual.

Fondos Indirectos

Invierten en compañías que operan en el sector inmobiliario o real estate.  Por ejemplo, las SOCIMIs (Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria), cuyo objetivo es la compra, rehabilitación y promoción de inmuebles para su arrendamiento. Estos fondos sí pueden calcular su valor liquidativo diario, permitiendo al inversor conocer la valoración del fondo cada día.

Ventajas de los Fondos de Inversión Inmobiliaria

  • Los fondos de inversión inmobiliaria son una vía accesible y sencilla para entrar en el mercado inmobiliario para el inversor particular que no quiere o no puede adquirir estos activos individualmente.

  • Además, estos vehículos proporcionan diversificación a una cartera, ganando exposición al mercado inmobiliario de muchas áreas geográficas del mundo, en función de su política de inversión.

  • También otorgan protección frente a la inflación, en la medida en que es frecuente que los contratos de alquiler suelen referenciar su precio a la evolución del IPC.

Riesgos de estos fondos

El inversor de un fondo de inversión inmobiliario debe contemplar que la evolución de la rentabilidad de estos activos está íntimamente relacionada con la evolución del ciclo económico.

En momentos de bonanza económica, es probable que el comportamiento del fondo sea positivo, mientras que, en períodos de crisis, pueda que sea negativo y enfrentar pérdidas.

Asimismo, tampoco hay que olvidar que el inversor solo podrá comprobar la valoración del fondo con frecuencia mensual. A diferencia del fondo indirecto, que la ofrece diariamente.

Por otro lado, en relación con los fondos directos, el inversor debe conocer la necesidad de asumir horizontes de inversión de largo plazo para evitar reembolsar el fondo con pérdidas. Esto debido a situaciones de iliquidez que enfrente la gestora a la hora de efectuar desinversiones. Las cuales son más frecuentes en momentos de crisis, pero no imposibles en buenos momentos del ciclo. Suele ser aconsejable plantearse este tipo de inversión con vistas a 5 años, mínimo.

En Costa Rica existen bancos y otras empresas que ofrecen la posibilidad de ser parte del fondo de inversión inmobiliaria. Tomar en cuenta las ventajas así como los riesgos le ayudará a tomar una decisión segura y responsable para cuidar de sus intereses. Informarse sobre los tipos de inversión que hay lo guiará en este proceso para conocer cuál se adapta mejor según sus recursos.

Agencia inmobiliaria
By Tags: Categories: Inversión