La permuta inmobiliaria es un contrato en el que dos partes intercambian un inmueble de su propiedad. Se puede considerar como un trueque, aunque normalmente la valoración de ambos inmuebles no es idéntica. Por lo tanto, una de las partes a menudo también aporta dinero para lograr equiparar el valor.

La permuta es un contrato por el cual cada uno de los contratantes se obliga a dar una cosa para recibir otra.

En pocas palabras, es un contrato de intercambio, en el que los contratantes se entregan o intercambian bienes, y no dinero.

En derecho romano, la permuta era uno de los contratos innominados que se enunciaba con la frase «doy para que des» (do ut des): era real, y, en consecuencia, se perfeccionaba por la entrega recíproca de las cosas cambiadas.

Consideraciones para la permuta inmobiliaria en Costa Rica

En momentos en que las transacciones con dinero u otras formas de pago pueden tener mayor costo o barreras de uso, por ejemplo por el costo bancario en Costa Rica o las barreras de formalización, es más y más común que se den transacciones inmobiliarias con el uso de permuta.

Es importante recalcar que la permuta inmobiliaria no exime la responsabilidad de impuestos y registro a la hora de realizar el intercambio de propiedades. Consulte con su abogado y asesor financiero antes de realizar una transacción inmobiliaria con la figura de trueque.

Tengo que tener un abogado para realizar una permuta o compraventa en Costa Rica?

ARTÍCULO 1100 del Código Civil de Costa Rica – El contrato de cambio se rige por los mismos principios que el de venta: cada permutante será considerado como vendedor de la cosa que da, y el precio de ella a la fecha del contrato se mirará como el precio que paga por lo que recibe en cambio.

Los preceptos legales que rigen la permuta inmobiliaria en Costa Rica son los mismos aplicables en la compraventa en general.

¿Cuál es la diferencia entre trueque de propiedades y permuta de propiedades?

En breve, el contrato en el que dos o más personas acuerdan a un trueque se le denomina permuta. El trueque es el intercambio de bienes materiales o servicios por otros objetos o servicios. Se diferencia de la compraventa habitual en que no intermedia el dinero en líquido en la transacción. na permuta.

En el caso de la permuta inmobiliaria, ambas partes intercambian un inmueble de su propiedad. Es usual que la valoración de los dos inmuebles no sea idéntica, así que es común que una de las partes también aporta dinero para lograr balance. En este caso, se podría pensar que existen dos contratos al mismo tiempo, el de permuta y el de compraventa. Sin embargo, si la parte monetaria es relativamente pequeña respecto al valor dado a los bienes permutados y en la intención de las partes está intercambiar ambos bienes, el contrato se puede tratar como una permuta.