Si usted planea vender una propiedad heredada, el proceso previo a esta transacción dependerá de si existe o no un testamento, ya que a partir de este contexto usted deberá realizar una serie de trámites específicos.

Un testamento es una declaración voluntaria de una persona expresando lo que quiere que se haga con sus bienes después de su fallecimiento; es un acto solemne sometido a ciertos requisitos de forma y en el que necesariamente consta la institución de un heredero.

Vender cuando sí hay testamento

Cuando hay un testamento lo que se debe realizar es un proceso sucesorio, que es el procedimiento de legalización del testamento. En este proceso un tribunal jurisdiccional realiza una investigación sobre la propiedad de la persona fallecida, el pago de las deudas en caso de que tenga, se efectúa la identificación de los herederos, y la distribución de la propiedad entre ellos.

La mayoría del trabajo realmente es hecho por un representante personal del difunto, por lo general un familiar o amigo, con la asistencia de un abogado y un contador, y posiblemente, uno o más peritos.

vender propiedad heredada

Requisitos:

  • Copia auténtica del acta de defunción

  • Registro civil con las calidades del fallecido

  • Acta de matrimonio

  • Copias de escritura pública de los bienes

  • Certificados de libertad y tradición

Después debe pagar lo que corresponde a la Ley del Impuesto de Beneficencia al municipio en el que se encuentre la casa. Una vez hecho este trámite, debe registrar la propiedad en la Oficina del Registro Nacional, en la sección de registro inmobiliario.

«Una casa no se puede vender antes de estos trámites, pues si el bien no hace parte de su patrimonio no puede disponer de él»

Melissa Ramírez Zamora, Abogada

Cuando no hay testamento

Si el fallecido no dejó un escrito en el que se disponga cómo deben repartirse los bienes, los herederos deben iniciar un trámite de sucesión intestada.

«La sucesión intestada es un documento que emite un juez en el que pueden ser declarados herederos, algunas personas que cumplan con los requisitos establecidos, cuando la persona fallece sin dejar testamento. Este trámite también es conocido como declaratoria de herederos.»

Melissa Ramírez Zamora, Abogada

En caso de que los interesados están de acuerdo sobre la repartición de los bienes deben acudir ante una notaría y diligenciar cómo se van a repartir los bienes heredados.

Sin embargo, si no hay un consenso entre las partes,  se debe ir a un proceso judicial de división de herencia. Cuando se formalice la distribución patrimonial se debe realizar lo acordado en el tiempo establecido por la autoridad jurisdiccional.

Comprender lo que implica realizar una transacción como la venta de una propiedad heredada hará el proceso más sencillo, lleno de armonía y buen entendimiento. En ocasiones cuando los herederos no logran llegar a un acuerdo sobre la distribución de la herencia, surgen conflictos que hacen el proceso muy complejo. La información anterior le será de ayuda en ambos contextos.

Ver portafolio de propiedades
By Categories: Vendedores