A la hora de conformar una fuerza de trabajo dentro de una empresa, es necesario reclutar personas que cumplan con las capacidades técnicas para realizar la tarea de la mejor forma posible. Sin embargo, las habilidades blandas como la empatía, la comunicación, relaciones interpersonales, etc no pueden ignorarse., es por esto que el trabajo en equipo es primordial en cualquier ámbito profesional.

Estas habilidades son las que marcan la mayor diferencia entre equipos de trabajo, no solo porque la calidad del mismo aumenta, sino porque un buen equipo aporta muchos beneficios a nivel social y son las que rigen los pilares Nativu.

Fomenta el compañerismo

Los equipos que trabajan en conjunto buscan soluciones grupales, donde la voz de todos es tomada en cuenta y crean un ambiente tranquilo, divertido y sin estrés.

Además, tener un lugar de trabajo donde uno se siente a gusto, al lado de compañeros con quienes se ha forjado una amistad, hace que el trabajo sea menos pesado. Cualquier líder empresarial debe priorizar el trabajo en equipo, puesto que éste es una de las razones por las cuales los empleados deciden comprometerse con una empresa.

junta empresarial

Empoderamiento, respeto y responsabilidad

Los equipos positivos forman a las personas para ser humildes, proactivos, respetuosos y responsables. Al ser tratados con respeto, las personas se motivan a comprometerse con su trabajo.

Es importante que se deje de lado el espíritu competitivo tóxico, el egoísmo y el sentido de grandeza. En un equipo todos son iguales, aunque ejerzan distintos roles. Inclusive los líderes, a pesar de guiar y mantener un orden, no pueden perder este horizonte.

Flexibilidad

Los grupos unidos y con metas claras, saben responder con mayor eficacia ante cambios en el mercado y/o amenazas, lo cual reduce los posibles impactos en tiempos de crisis.

También influye el hecho de que un grupo fuerte, está abierto a ideas alternativas y novedosas, que podrían hacer destacar a la empresa.

brainstorming

Y entonces… ¿Cómo formar un buen equipo?

Conseguir tener un equipo de trabajo sólido y duradero, es relativamente sencillo, con la constancia, el esfuerzo y una actitud positiva:

  • Fomente una buena comunicación: clara y honesta. Además es bueno rescatar las interacciones cara a cara, puesto que son más personales
  • Aprenda de los errores, no reprenda: los errores son parte del proceso y es mejor aprender de ellos, en vez de hacerlos un tabú
  • Promueva actividades de «team building»: pueden ser retiros, paseos, reuniones creativas, etc, para que los integrantes del grupo se conozcan fuera del ambiente laboral.

En definitiva, el buen trabajo en equipo (o el malo) marca a una empresa. Es vital procurar un ambiente amistoso, para aumentar la producción y solidaridad y así evitar el fatigo y el estrés.