Escazú y Santa Ana es la zona oeste de San José que se caracteriza por tener zonas montañosas donde los miradores son especiales para que las familias visiten estos espacios y compartan entre sí con actividades como picnics, sesiones fotográficas, caminatas, etc. Aquí puede encontrar lugares maravillosos y realmente hermosos: miradores en Escazú.

Estos espacios están totalmente dominados por la naturaleza, sello de un país único donde deslumbran tantas zonas verdes llenas de vegetación. Dentro de una larga lista de hermosos destinos para visitar en San José, los miradores tienen un lugar especial.

Aquí mencionamos cuatro de ellos:

Miradores en Escazú

Es un lugar muy bonito situado en Santa Ana, donde podrá disfrutar de una increíble vista parcial del Gran Área Metropolitana. Llegar es muy fácil y en pocos minutos puede dejar atrás la civilización y conectarse con la naturaleza. Para pasar un gran día, se recomienda llevar una manta para sentarse, algo para picar, protector solar y buena compañía.

Mirador Las Piedritas

Los cerros de Escazú son un privilegio para esta región y para toda Costa Rica. Tienen una riqueza natural inigualable y son uno de los miradores más codiciados de San José. Desde su punto más alto, las vistas de la ciudad son impresionantes. Llegar hasta allí también es muy fácil. Conviene llevar sombrero, crema solar, chaqueta impermeable, gafas de sol, un mantel para sentarse y algo que es «obligatorio»: unos cartones para deslizarse por la colina y volver a ser un niño.

Mirador La Ventolera

En las colinas de Bustamante, en el cantón de Aserrí, existe un lugar misterioso y de gran belleza. Declarado Patrimonio Histórico de Costa Rica en 1992, la zona de Piedra de Aserrí guarda un encanto especial y una interesante leyenda sobre la Bruja de Zárate. Más allá de los mitos, esta opción propone una caminata por un sendero entre plantaciones de café y campos utilizados para la agricultura. Al llegar, hay una impresionante vista de los volcanes Irazú, Poás, Barva y el Valle Central de San José. Muchas personas aprovechan la oportunidad para practicar deportes extremos como la escalada en roca y el alpinismo. Una buena alternativa si se es muy aventurero.

Mirador Piedra de Aserrí

Si busca un lugar donde la tecnología y la naturaleza se encuentren en un equilibrio único y donde pueda disfrutar de unas vistas de ensueño totalmente gratis, no puede perderse las Eólicas: sin duda uno de esos lugares que se tiene que visitar en San José. Puede pedir un Uber para llegar a Ciudad Colón, pero es recomendable subir a pie hasta la cima de la montaña para disfrutar de las vistas antes de llegar a uno de los mejores miradores de San José. Se puede ver todo el Valle Central, siendo testigo de una suave lucha acústica entre los aerogeneradores y el viento. Es un lugar para disfrutar de una tarde especial con su pareja, amigos o familia.

Eólicas de Santa Ana

Invertir en Escazú y Santa Ana permite combinar la posibilidad de mantenerse cerca de la ciudad, lo que significa tener a mano centros de salud, instituciones educativas y también otras formas de entretenimiento como plazas comerciales. Pero también disfrutar de hermosos paisajes verdes como estos miradores. Las vistas de las montañas, los volcanes o los paseos por fincas o haciendas atraen a las familias a invertir en esta zona. Escazú y Santa Ana son ciudades conocidas por ser lugares habitacionales privilegiados en el país.

Ver propiedades en esta zona