Cuando las personas andan en busca de alquilar o comprar una propiedad, siempre consultan cuáles son los beneficios de cada una de ellas, pero también surgen muchas dudas como: ¿Quién se encarga del mantenimiento de una propiedad alquilada?

Una de las ventajas de alquilar en vez de comprar, es que el mantenimiento del bien inmueble en su mayoría queda a responsabilidad del propietario y no del inquilino. Por ejemplo, si hay una gotera en una parte de la casa, el inquilino solo debe llamar al dueño para que él costee y envíe a alguien que se encargue del arreglo.

Los puntos del mantenimiento de los cuales se encarga el inquilino es de la preservación de la propiedad; sacar la basura, recortar el zacate, mantener limpio y ordenado el lugar…

La mayoría de los contratos de arrendamiento requieren que una propiedad se devuelva en las mismas condiciones en que se encontraba al comienzo del plazo del arrendamiento. Al desocupar una unidad, si se descubre algún daño o se requiere limpieza para devolverle un estado habitual, los gastos pueden deducirse del depósito de seguridad del inquilino.

En ocasiones, algunos inquilinos no conocen de sus responsabilidades y del mantenimiento de la vivienda, en qué momento es obligación de ellos y cuándo no.

Un consejo para mantener adecuadamente la propiedad, es hacer constar las expectativas de cada una de las partes en el proceso de firma del contrato y  proporcionar un documento informativo como parte de dicho proceso.

Las responsabilidades de mantenimiento deben ser delineadas en el contrato de alquiler para que cada parte entienda la obligación contractual con respecto a este tema. Incluir las expectativas de mantenimiento también le da el poder a los propietarios en caso de que los inquilinos dañen la propiedad y se nieguen a pagar por las reparaciones.

La mayoría de los contratos de arrendamiento y las leyes de propietarios e inquilinos plantean que si un inquilino causa daños a la propiedad, será responsable de financiar las reparaciones.

El daño común que podría ser causado por un inquilino y reparado con fondos de inquilinos incluye ventanas rotas, agujeros en la pared o alfombras dañadas.

Los inquilinos no son responsables de solucionar problemas como techos con goteras y cimientos agrietados, pero están obligados a informar a su administrador de la propiedad sobre los problemas de mantenimiento para que puedan realizar reparaciones adecuadas y evitar daños adicionales.

El mantenimiento de la propiedad también puede convertirse en una responsabilidad compartida entre el propietario y el inquilino, y los detalles deben describirse en el contrato de arrendamiento.

  • Propietario: debe mantener estos sistemas en buen estado y corregirlos puede ser una responsabilidad del propietario.
  • Inquilino: son responsables de utilizar estos accesorios de forma adecuada y de informar cualProyectos | 2 MANERAS DE REPARAR TU TUBERÍA SI TIENE FUGAquier problema para evitar daños mayores. El contrato de arrendamiento residencial también puede asignar la responsabilidad de mantener limpias las tuberías y reemplazar los filtros de aire según sea necesario para el inquilino. Como ejemplo de mantenimiento vivienda inquilino vs. propietario.
  • Propietario: generalmente están obligados a proporcionar y mantener la seguridad y reemplazarlas o repararlas según sea necesarioCuál es la diferencia entre los detectores de humo que se pueden comprar en una tienda
  • Inquilino: un contrato de alquiler puede requerir que los inquilinos reemplacen las baterías y prueben estos sistemas para asegurarse de que funcionen correctamente.
  • Propietario: normalmente se requiere que los propietarios asuman la responsabilidad del control de plagas si hay una infestación.
  • Inquilino: edebe mantener la propiedad sanitaria para no invitar a la infestación. Si el inquilino no mantiene un hogar limpio, el propietarioLas mejores empresas de fumigación en Lima – Lima Sabe puede deducir la cantidad pagada por el exterminio del depósito de seguridad del inquilino según el contrato de arrendamiento.

Paisajismo:

Los requisitos de paisajismo pueden recaer en el administrador de la propiedad, el propietario o el inquilino según el contrato de alquiler.

  • Propietario: El propietario debe mantener todas las áreas comunes de una propiedad residencial de unidades múltiples seguras y limpias,Conozca Los Servicios de Limpieza, Jardinería y Mantenimiento - REM Soluciones proporcionar receptáculos de basura adecuados y organizar la recogida regular. Los ascensores y otros sistemas de uso común también se encuentran bajo el área de responsabilidad del propietario.
  • Inquilino: Se requiere que los inquilinos sigan las reglas de propiedad con respecto a limpiar en áreas comunes.

Los aspectos de mantenimiento y reparación de una propiedad siempre será correcto hablarlos en el proceso del contrato, mientras se está negociando la propiedad, esto ayudará a evitar conflictos durante el arrendamiento. Todo varía dependiendo del caso específico, lo mejor es evacuar todas las dudas con el propietario antes de pasarse a vivir a la casa. Un buen asesor inmobiliario le puede ayudar a conversar sobre este tema con el inquilino.