¿Está considerando en mudarse de casa porque necesita más espacio, quiere cambiar de lugar domiciliario o se quiere independizar, pero no está listo para comprar una vivienda? El alquiler de un bien inmobiliario puede ser la solución a lo que anda buscando. Pero no todos los anuncios sobre alquiler de propiedades son legítimos, muchos pueden tratarse de una estafa en contratos de alquiler.

La mejor forma de salvaguardarse de una posible estafa es contratando una empresa de bienes raíces, donde sus asesores podrán hacer un proceso más seguro y legítimo por usted.

¿Cómo operan las estafas?

Algunos estafadores se apropian de un verdadero listado de propiedades en alquiler cambiando el domicilio de email u otra información de contacto y luego publican el anuncio alterado en otro sitio web.

Otros que listan una propiedad que ya fue alquilada y luego tratan de cobrar cargos de solicitud, depósitos de seguridad e incluso el primer mes de renta.

Y hay otros que acceden a llaves guardadas en cajas con candado, hacen copias y se hacen pasar por agentes inmobiliarios legítimos. Es por esto, que a la hora de negociar con un asesor inmobiliario lo mejor es hacer una investigación sobre la persona. Buscar referencias sobre el mismo y asegurarse de que su labor es real.

Las atracciones son sencillas: un inmueble que, por circunstancias de trabajo o familiares, el propietario necesita alquilar con urgencia, o un apartamento en la playa excepcionalmente barato.

Las ofertas se envían a e-mails captados de foros y portales inmobiliarios no fiables y suelen venir acompañadas de fotografías extraídas de otros anuncios. Se colocan teléfonos de contacto que no suelen funcionar. Además, el propietario suele encontrarse siempre en el extranjero o debe marcharse enseguida y no puede enseñar el piso.

Con esta combinación de factores y la premura que siempre exige la operación, el supuesto casero ofrece la posibilidad de realizar un primer pago -de fianza o señal. Esto a cambio del envío de las llaves por una vía poco convencional. O bien mediante multinacionales de divisas o vías más sofisticadas o vía Paypal.

¿Cómo evitarlas?

  • Hacer una búsqueda en línea ingresando el nombre de la compañía de alquileres: Ingresa el nombre de la compañía junto con palabras como  «comentario», «queja» o «estafa». Si encuentra comentarios negativos, puede que le convenga buscar en otro lado.

  • ¿Tiene un buen presentimiento? Los listados de casas en alquiler pueden aparecer en varios lugares, incluidos sitios web de compañías de alquileres y servicios de listados en línea. Si ve un listado de una compañía en uno de estos servicios de listados en internet, haga una búsqueda ingresando el domicilio de la casa para asegurarse de que aparezca en el sitio web de la compañía de alquileres. Si no aparece, puede ser una estafa.

  • Compare precios: ¿El valor del alquiler es mucho más bajo que el de otras propiedades similares? Eso podía ser una bandera roja de alerta.

  • Visite la propiedad: Pida una identificación. Los agentes de propiedades en alquiler deberían tener una tarjeta de identificación con una fotografía expedida por la compañía propietaria o administradora de la propiedad.

  • ¿Nada que despierte sospechas todavía? Presente su solicitud a través de la compañía de alquileres, agentes profesionales de bienes raíces con licencia o sitios web de listados de alquileres.

  • Antes de firmar un contrato: fíjese si en la propiedad en alquiler hay algún letrero con el nombre del dueño o del administrador de la propiedad. Antes de cerrar un trato, llame a la compañía.

  • No pague nunca con dinero en efectivo, ni con transferencias o giros de dinero o tarjetas de regalo: Si alguien le dice que pague de alguna de estas maneras, es un indudable signo de estafa. Hacer una transferencia de dinero es como enviar dinero en efectivo — una vez que lo envia no hay manera de recuperarlo. Y las tarjetas de regalo son para hacer regalos, NO para hacer pagos.

Las estafas en contratos de alquiler son más comunes de lo que se piensa y pueden ser difíciles de detectar. Durante la  búsqueda para alquilar siga las recomendaciones mencionadas para evitar estafas en el futuro. La mejor manera de evitar los fraudes con los arrendadores es primeramente contratando una agencia de bienes raíces oficial. También reuniéndose con el arrendador y haciendo un recorrido de la propiedad en alquiler en persona. Esto también podría darle la oportunidad de hacer preguntas sobre los términos del contrato de arrendamiento y la administración de la propiedad.

Ver portafolio de propiedades